jueves, 1 de septiembre de 2011

Sol de noche


No se podía decir mucho sobre aquello,

era solo un momento,

igual de demencial

igual de chato

igual de sacado que todo momento.


¿Porqué no sale el sol de noche?

Podría traernos de vuelta...


La noche funciona en esa forma

que solo ella funciona.

Podrías cagar a piñas a alguien,

cojerte a quién sea,

hacer magia.


Estás lo suficientemente enfermo

para hacer cualquier cosa,

pero preferís no pensar en ello,

pretender que no sucede.

Entonces no haces nada.


Será que el calor te hace sentir

cerca de la vida,

con el frío transitás

las fronteras de la muerte.


Todo tiene un sentido

retorcido y perverso.

Es el infierno

o el cielo

o tampoco existe.

Quizá nada existe:

las flores en el balcón,

el café en las mañanas

o tu amor esperándote en el umbral.


Tal vez vos tampoco existís

ni existe el nudo de tu corbata.

Nada confirma nada,

solo el caos es una certeza.

Pronto todo va a caer

y será algo bueno.


No hay comentarios: