martes, 14 de septiembre de 2010

El verdadero ser

Solo en la naturaleza, el hábitat
que los cuerpos no olvidan
podemos ser, sin necesidad
de felicidad o tristeza, ser.

Solo frente al Sol
nuestra alma se templa,
solo los árboles nos refugian
del calor devastador.

Solo el agua del río
sacia la verdadera sed.

Todos los animales huímos,
cuando hay que hacerlo,
pero estamos regresando
al verdadero ser.

No hay comentarios: