martes, 14 de abril de 2009

Una mañana de febrero

Hoy se me hace extraño el cielo
una canción que no me dice nada
es traída por un lejanísimo viento
a estas tierras extranjeras.

Imágenes que generan sospechas
sobre las circunstancias de los sueños,
un imperio construido sobre la arena,
como lentamente nos vamos hundiendo.

Épocas enteras se desvanecen,
despertando lentamente
la realidad es algo nuevo
algo no tan fácil de comprender.

Algunas veces despierto,
otras nunca sabré
si es realidad o es sueño.

No hay comentarios: