martes, 14 de abril de 2009

Rimas al viento

Salí con cierto equipaje de mi casa,
con actitud de ir de a poco renaciendo
luego de un sueño largo y pesado.

En el viaje se desvanecerían las nociones
y los fantasmas torturaron cada vez menos.

En el interior del país todo
se hace más suave y más intenso
el viaje es un sentimiento liviano,
cómo un lívido sueño.

Hoy nos toca una mañana diáfana
luego de una noche helada,
todo se disfruta un poco más
cómo la amistad
y estos mates que calientan los huesos

No hay comentarios: