martes, 14 de abril de 2009

Caudal

El universo siguiendo ese curso
magnánimo e inagotable,
donde distintos senderos, distintas luces
llevan a distintos bosques encantados.

Resplandores azules, violáceos
asoman en tregua vespertina,
que nos adentramos en esos bosques
llenos de vida

en desiertos interminables.

No hay comentarios: