domingo, 18 de enero de 2009

Transición

.........Un grillo mutilado camina sobre mi cuaderno, le falta una de las patas traseras y media antena, atraviesa con melancolía el libro de Dostoyevski en dirección a mí. Lo auyento y me sigue buscando, recordándome mi propia condición.
.........Termino el libro y el final ya lo sabía, dice lo que siento. Termino y no tengo nada que hacer, nada que pensar. Estoy en cero.
.........Sé que no es momento de pensar en mi, o desde mi, pero hoy no tengo muchas opciones.

1 comentario:

Angel Heidan dijo...

Confrontación, muy bueno... :P

Negro actualicé mi blog, te hice famoso en una entrada de microfricciones —Recurso negro, se llama— ahí... Pasate!