viernes, 9 de enero de 2009

Confrontación con nuestro inodoro interior

Miráme. Soy una mierda.
Miráme. Necesito que me mires.
Para confirmarme cómo mierda.
Soy una mierda insegura.
Soy diarrea.

Escucháme. Frená, reíte,
seguí de largo, hacé lo que quieras.
Vos también sos una mierda.
El mundo es una mierda.

Una depresión light, bien moderna
diurética, acrobática, discreta.
Somos los monos enviciados
que ya no ven las estrellas.

Así que arriba el ánimo sorete
no seas puto ni chupaverga.
Esto te pasa por leer pelotudeces
escritas por una mente enferma.

No hay comentarios: