domingo, 2 de noviembre de 2008

Continuidad

Un hombre viejo cae al río
sin ganas de pelear contra la corriente
solo quiere descansar
sin terminar esta batalla.

No tienen sentido algunas cosas
seguir esperando el tiempo
razones donde no existen,
amor donde todo está seco.

Y el río sigue siempre,
más allá del tiempo
del hombre, de la violencia.

3 comentarios:

Pio dijo...

Uy, Negro... qué gran poema.
Estoy seguro que le gustaría a Adrián también.

Iván Hirschhorn dijo...

locoo, no tengo tu mail, pasamelo luego así podemos ejercer nuestro derecho a las maricharlas cibernéticas. Está en la constitución.

Adrian Orellano dijo...

este es uno de los mejores poemas del mundo. que guasada. me deja mucho NEGRO!
que ínfimos somos, que al pedo es todo lo que hacemos. ese río nunca para, nunca para. y sin envargo luchamos, nadamos, algunos inclusive se dejan llevar por la corriente, otros seahogan.
y el río sigue , el rio sigue.

NEGRO!!!!