jueves, 23 de octubre de 2008

Cuando baja el telón

Persecuciones. Que duran días y noches, días y noches, de no dormir, de pesadilla real, agotamiento, deformidades de la mente, la pudrición del alma, la amplificación del gran desastre del universo. Un hombre no es nada. Un hombre no es nadie. Solo la fracción más dolorosa de sí mismo...

No hay comentarios: