lunes, 15 de septiembre de 2008

La mudanza

..........La mudanza no fue cosa de un día, fueron muchos meses de embalaje. Cosas que eran olvidadas en el caos mental. Fueron meses dentro y fuera de mi casa. Viviendo en ningún lugar. Sintiendo cualquier cosa. Meses de dormir en el suelo, de esquivarle a los recuerdos. De soledad, de guitarra sin acompañamiento. Palabras cantadas con tristeza, con la noción de que se vienen buenos tiempos. Siempre aparece algún buen amigo con su música y su poesía. A compartir. Estarán conmigo en la casa nueva. También esa mujer con la cual nuestras almas siempre serán amigas. También ella va a estar, y seguramente después otra. Después vendrán otras mudanzas, otras decepciones, otros buenos tiempos, otras mudanzas, y siempre será bueno, siempre que siga siendo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay que tener huevos para decir: "sí, me llamo Hirschcomocarajosea".

Casi tantos como para decir :"sí, soy Rabinomoshejudioquipokosherovich".

Iván Hirschhorn dijo...

No hace falta tanto huevo parece para delirar desde el anonimato. Si tenés huevos vení y decimelo en la cara chupapijas. Atte.

Anónimo dijo...

en vez de leer "como carajo sea"
lei: "como cara jose"
y me imaginaba un tipo que le comia la cara a josé. sigo pensando sin ningun tipo de criterio.

al anonimo: a vos te parece un insulto decirle a alguien judio?
vas a tener que hacer algo mejor que burlarte de la religion de las personas.

Adrian