jueves, 3 de julio de 2008

Intoxicaciones

..........Días que no terminan, dolor extenuante, días interminables. El sol que no sale, la luna tampoco, y el mundo parece haberse detenido. Por la ventana los niños pasan muy, muy despacio, y los juegos que juegan se ven muy tristes y no tienen sentido, nada lo tiene. No llueve, no hay presión, no sucede casi nada. Sólo días que no terminan, que conducen a los mismos pensamientos una y otra vez, mi cuerpo boca abajo, no queriendo nada, no necesitando nada. Esperando que llegue la muerte y que llegue rápido. Esperando que el dolor pase. Esperando. Muriendo. Esperando.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenisimo.
Cuántas veces me habré sentido así.
Hoy no es la excepcion..
Adri