jueves, 3 de julio de 2008

El tiempo de amarnos

calentando el invierno con un poco de amor
queriendo que nunca termine este invierno...
Me gusta charlar cuando no despedimos,
como queriendo arrancarte del tiempo
y hacer la espera menos eterna,
quisiera comprender tus deseos más íntimos
antes del solitario camino a casa,

Con mi mente que no me acompaña
que se quedase recordando tus labios,
ahora las calles se me hacen más anchas
y el mundo demasiado frío e insondable.

Quisiera arrancarte del tiempo, mujer,
de todo lo que nos ata,
quisiera comprenderte pero no me comprendo
y eso lo hace más verdadero.

Cuando encontremos un hogar
cuando nuestras almas por fin tengan sosiego
luego de años de vagar por el planeta,

te besaré dulcemente
y volveré a creer en el amor.

No hay comentarios: