jueves, 3 de julio de 2008

Chango

Al perro de Juan Cruz lo quieren mucho,
tiene muchos años y está bien cuidado,
tiene un gran complejo de Edipo,
no podría vivir sin su madre.

Cuando ella se va y no vuelve
come poco y no tiene ganas de nada,
anda más roto que de costumbre
la espera llorando en la cocina.

Dicen que esta vivo gracias a ella,
pero así es el amor, causa sufrimiento,
y el la espera llorando, y la espera
porque el amor es así, uno siempre espera.

No hay comentarios: