miércoles, 11 de junio de 2008

Sueños de verano

Sentí mientras me acercaba
la nostalgia de un húmedo sepulcro;
las palabras serían insuficientes,
caen muertas mariposas ocre.

Pensé en mostrarte alguna telaraña
pero deberíamos conocernos primero,
podemos arrancar sus ojos a las golondrinas
o besarnos libremente sobre el pasto.

Hasta que me atreva a conjurar tus
labios, en sagrada promesa de amor,
nadaremos desnudos en aguas limpias
dormiremos juntos a pesar de la distancia.

No hay comentarios: