miércoles, 11 de junio de 2008

Soledad en el espacio

Quisiera perder el corazón estelar
la saliva amarga por tu lejanía
perdí mucha sangre en esta mudanza.
Salí desesperado a morderte el alma

sirena en el espacio, llamado seductor,
soledad del espacio, su calma abismal,
eras las sombras mimetizadas en el día
el deseo de explotar jamás consumado.

Quisiera esta noche dormir sobre tu vientre

permaneceré impulsado por la luna
hasta de amor rendir dulcemente...

Quise completar la distancia, pero
me atravesó, lanza envenenada del amor
dejamos un río esperando, un féretro
a la deriva, las conciencias desveladas.

Creí que entre tu cuerpo ya no existiría
en mi esa tristeza, la soledad intensa.

Quisiera arrancarme la boca, que duele
con locura por no tenerte cerca, quisiera
ser tumba de tus últimos secretos, sentir
tu corazón desde adentro, perderme en ti.

No hay comentarios: