miércoles, 11 de junio de 2008

Sexo

Soñé tu cuerpo ardiente
anudándose con el mío
sentí el instante, la fiebre
un secreto trémulo y tierno.

Sentí el deseo, sentí dolor,
labios latiendo en mi cuello,
una tarde de pasión forjamos
el amor en besos de fuego.

No hay comentarios: