miércoles, 11 de junio de 2008

Refugios de aire

Quise volar y despegar
con la mañana
pero mis alas estaban mojadas
y la tristeza imborrable.

El cielo era de tormentas,
los cuerpos envejecieron
y mi refugio se extinguía
con la claridad que avanzaba.

Quiero lo intenso del juego
despertar (o no hacerlo nunca)
pero siempre desde tu cama
reconociéndote hasta el alba,
con mis labios tu cercanía.

No hay comentarios: