miércoles, 11 de junio de 2008

Reflejos de la conciencia

Desapareces porque eres así
suavidad, lejanía, efectos.
Sigilosa cómo un ladrón, cómo
los besos que me has robado.

Beber de tus aguas desnudas,
nadar en la fuente que me acercas.
Todo lo que tengo se fue con el agua
hasta las cosas que siempre vuelven.

Están las manos que me desatan
están la locura y la descarga,
está la santidad de tu cuerpo.

No hay comentarios: