miércoles, 11 de junio de 2008

Reencarnaciones

A menudo nos alejamos del origen,
las supuestas razón y dignidad
nos visten en pieles ajenas y holgadas.

Casi olvidamos que existe un suelo
en el que solíamos embarrarnos,
se fueron marchitando los valores
y solo conservamos estos disfraces.

Hoy somos muy finos y elegantes.
Hoy nos repugnan estos insectos que,
piadosos, se nos siguen trepando…

No hay comentarios: