miércoles, 11 de junio de 2008

Melodía en las alturas

Me hubiese gustado conocerte
cuando aún creías en el amor,
mucho antes del ocaso, brilla,
golpea, me trae de vuelta tu poesía
brutal, quererte con el alma desnuda.

Mucho antes de estar volado
planeando entre precipicios,
presa de una magia ligera.

La dulzura necesaria de despertar,
se deja entrever de los sueños;
como un instinto de derrota
evoca la realidad a cada rato.

Algo me atraviesa…

arrojo mi cuerpo desnudo
a morir contra las piedras.

Caigo por las escaleras de la locura,
cuando solo sombras y este silencio,
nadie puede sentir siquiera mi alma
rodando hacia la eternidad,

mi corazón volarse de las alturas…

No hay comentarios: