miércoles, 11 de junio de 2008

La Tormenta

En que momento fue,
que nos sobrecogió esa calma,
esa que precede a la tristeza…

Un ave se detiene, lenta y
desesperanzada en tu ventana.

La tormenta nos tomaría
por sorpresa, hubo un cambio
grotesco en los sentidos.

El ave parte con tristeza,
una herida la acalambra.

No hay comentarios: