miércoles, 11 de junio de 2008

Elevar una plegaria

Hoy una tristeza inusitada,
soledad de recuerdos.

Le pido a las hierbas aliadas
perderme, no pensar, no pensar.

Buscaré en la piel de la bestia,
los residuos de mi cuerpo
el vuelo del espíritu único.

Le pido a las hierbas sagradas,
me adormezcan y me traspasen
poder realmente ver el camino.

Los insectos preferidos de dios,
la levedad que nos desarma…

No hay comentarios: