miércoles, 11 de junio de 2008

El frágil equilibro

Existe una magia muy sutil,
oculta en cada espacio
en las superficies, las formas,
y comprendes cómo la belleza
es contenida en dimensiones.

Casi una respuesta exacta,
o un momento de locura.

Las noches de venenos extenuantes,
cuando falta un alma para ir pateando.
Cómo se vuela la belleza de las manos,
y nuestras mentes quedan vacías…



II

Soy solo un simple observador
de los vientos que destruyen ciudades,
los intentos humanos por perjudicarse,
el frágil anhelo que dista de la locura.

Entonces, como toda energía esquiva,
ningún afecto sigue dando vueltas,
ninguna respuesta a mis besos de piedad.

El frío se arraigo a mis manos,
cómo todo mi cuerpo asimilaba
la estación de mis sentimientos.

No hay comentarios: