miércoles, 11 de junio de 2008

Catedral

“en la vida, lo más hermoso;
mi debilidad, mi hambre.”
Hazme de encontrarte,
dame la luz
para reflejarme de tu alma.

Para darte mi inocencia
y todo cuanto no poseo
mi respuesta es en ti.

Quisiera estar de buenas
con dios y con mi cuerpo
sentir con todas mis raíces,
seguir el río de tu cuerpo…

Rastrear el camino sagrado
que me lleve hasta tu pecho,
a la vertiente de amor en ti.

No hay comentarios: