miércoles, 11 de junio de 2008

Amor que nunca termina

Eres lo que sobrevive:
paz en el viento
el alma llena de vida,
un dolor que no cicatriza.

Eres noches que no terminan,
de ardientes temperaturas,
cuando solo el silencio
de tu abrazo cómplice.

Eres la levedad de las mañanas
que no huelen como tu pelo.
El desesperanzado buscar,
la vida misma que huele a ti.

Te extraño…
Como extrañaría mis ojos
si me los arrancase.

No hay comentarios: